¿Tu perro se lame mucho las patas? Descubrí acá cuáles son los motivos

Sabemos que el lamido de patas en los perros es algo bastante frecuente ya que lo podemos ver a menudo en su comportamiento. Sin embargo, no es tan fácil distinguir las causas de esta actitud: puede ser un problema de comportamiento, una molestia, un signo de depresión o enfermedades crónicas.

Es importante detectar cuando este acto empieza a convertirse en un posible problema. En primer lugar, debemos revisar si sus patitas se encuentran húmedas durante la mayor parte del día o si la parte de los dedos es de un color marrón cobrizo o si está más oscura que el color usual de su pelaje.

Cuando nuestros peludos empiezan de repente a lamerse sus patas, puede ser un indicio de dolor. Particularmente si solo se encuentra lamiendo sus patas. Las molestias en esa zona pueden estar dadas realmente por diversas causas: lastimaduras, picaduras, una uña rota, etc. Si a simple vista lo observás y no notás nada, es necesario que lo consultes con un veterinario para evitar problemas de salud más profundos.

Otro síntoma común puede estar provocado por las alergias (atopia), tanto primarias como secundarias o alergias ambientales. Los cambios estacionales y el polen son un síntoma de alergia bastante común tanto en humanos como en nuestros perros. En algunos casos, los ingredientes de los alimentos balanceados provocan comezón, por eso es importante estar atentos a los componentes de los alimentos que ingieren.

Después de cada baño debemos controlar que las patas no queden húmedas, es necesario secarlas entre los dedos para que posteriormente no se generen hongos ni malos olores que puedan causar molestias, ardor y picazón.

Otra posible causa, más que común, es la aparición de pulgas o garrapatas; las primeras son más difíciles de detectar a simple vista, mientras que las segundas pueden detectarse fácilmente. Es importante acercarte a un veterinario que pueda revisar si tu mascota posee picaduras para poder combatir a estos parásitos.

Existe otro motivo a considerar relacionado con la ansiedad y la depresión de la mascota. Pueden actuar de esta forma debido a ansiedades por separación o por falta de ejercicio y/o aburrimiento. En muchas ocasiones los perros que no tienen actividad física, canalizan su ansiedad a través del lamido excesivo de sus patitas y hasta a veces llegando a morderlas.

Es muy importante que seamos cautelosos con todos los síntomas que pueden mostrarnos, identificar si poseen caída de pelo, partes calientes de su cuerpo o exceso de humedad para consultar inmediatamente con un veterinario, quien te ayudará a identificar la verdadera causa y a darle una solución.