Cuchas para perros ¿cómo elegirlas?

Las cuchas son muy importantes para los perros que les gusta tener su propio espacio para descansar y relajarse. En invierno, la cucha es indispensable ya que es una muy buena opción para que se refugie y proteja contra el frío.

Ahora bien, elegir una cucha no es una tarea simple, sobre todo las cuchas para perros grandes. Sin lugar a dudas, lo que no puede fallar, es lo que refiere a cuál es el tamaño correcto de tu compañero peludo.

¿Qué tener en cuenta al elegir una cucha?

Es sumamente importante que el largo y la altura de la cucha sea por pocos centímetros mayor a la medida de tu perro. No recomendamos elegir modelos más grandes que la medida correcta, dado que si las medidas son incorrectas tu amigo tardará más tiempo en calentarla en épocas de frío.

Teniendo en cuenta esto, la cucha debe permitir que tu perro entre con comodidad, pueda darse la vuelta y recostarse en el interior sin problemas. Las medidas que se deben tener en cuenta son las siguientes:

  • Medidas de la puerta: la entrada de la cucha no debe ser muy pequeña, sino será incómodo el ingreso para tu perro, pero tampoco debe ser demasiado amplia ya que de esta manera se perderá calor.
  • Largo: el ancho y largo de la cucha debe permitir que nuestro mejor amigo se mueva cómodo en el interior.
  • Altura total: la altura de la cucha debe ser entre un 25% y un 50% más alta que la altura de nuestra mascota.

La cucha: una aliada contra el frío

Si no querés o no podés tenerlo todo el día dentro de casa, es recomendable contar con una cucha apropiada para bajas temperaturas en el lugar exterior donde menos corra el viento o donde esté más resguardada.

También es recomendable que tu mejor amigo cuente con su camita, moisés o colchoneta, ya que éstas lo separan del frío del suelo y permite que tu mascota se sienta más cómodo y calentito. No olvides dejarle también una manta o una alfombrita en su cucha para que se acueste encima y pueda acurrucarse.