¿Cómo saber si tu gato está feliz?

Los gatos son animales independientes y tienen altamente desarrollados todos sus sentidos. Desde lo físico, los gatos poseen cuerpos atléticos, equilibrados y estilizados adaptados para la cacería. A pesar de su carácter altamente individualista, los gatos nos brindan muchas señales de diversos tipos para dar a conocer su estado de ánimo: su lenguaje corporal, los ruidos y maullidos que hacen son algunos de los indicios que nos ayudarán a descifrarlo. En esta nota repasaremos las distintas conductas para que puedas descubrir si tu gato está feliz.

Señales corporales

La postura corporal de un gato es una demostración bastante clara de su estado de ánimo. Cuando tu mascota tenga la cabeza hacia arriba y la mantenga, te está dando a entender que se siente muy bien y seguro en ese momento y lugar. Si su cabeza apunta hacia adelante, significa que está saludando y dando el permiso para que lo puedas tocar y acariciar.

Su cola será otro elemento determinante para conocer el humor de tu gato. Si está erguida hacia arriba, es una señal de que tu gato es feliz y lo es aún más cuando, con la punta de la cola, hace un pequeño gancho.

Sabemos que nuestro gato está teniendo un sueño placentero y feliz cuando duerme con sus patas metidas debajo de su cuerpo, como acurrucado, porque es un signo de que está cómodo y totalmente relajado en ese ambiente. Recordemos que en sus patas están sus pequeñas garritas, que funcionan como un elemento de defensa. Si las esconde, es porque está completamente tranquilo y no siente amenaza alguna.

La expresión corporal de plena alegría para un gato se da cuando se acuesta de espaldas con sus patas en el aire. Ese es el momento indicado para que te acerques a él y le brindes muchas caricias ya que estará completamente dispuesto a recibirlas.

Señales sonoras

A través de los maullidos, los felinos intentarán entablar conversaciones con vos y, de esa manera, manifestar su felicidad o su descontento.
Un dato: los tonos más agudos expresan alegría y regocijo; sin embargo, los tonos más graves indican que se encuentra incomodo, disgustado, reservado o que te está pidiendo algo. En numerosas ocasiones, los gatos maúllan fuertemente frente a su plato de comida cuando tienen hambre.

Los gatos son animales muy vocales. No sólo se comunican con el maullido, sino haciendo ruidos muy propios de su especie como el ronroneo. Estate atento si tu gato ronronea al mismo tiempo que lo acaricias porque es un signo que le gusta lo que está pasando, pero si ronronea en un tono agresivo, como si estuviera enojado mientras te acercas, puede que no esté muy contento con la idea.

Los ojos: Ventanas del alma

Si tu gato te observa con los ojos entreabiertos es una señal de que te aprecia y que se siente a gusto. Al igual que en nosotros, los humanos, los ojos de un gato funcionan como una puerta de expresión emocional.
Si, por ejemplo, al servirle la comida, ves que las pupilas de tu gato se dilatan, quiere decir que se encuentran muy feliz y satisfecho. La dilatación repentina de los ojos de un gato es una clara señal de excitación y felicidad.

Cosas que lo hacen feliz

A los felinos les gusta mucho limpiarse, y esto no solo es un signo de que les gusta mantener su higiene, sino que este también muestra un estado de felicidad. Si ves a tu gato aseándose constantemente o aseando a otros gatos o mascotas que tengas en casa, quiere decir que siempre está contento.

Frotarse contra el cuerpo de una persona, sobre todo cuando apenas llega a su casa, es su forma por excelencia para saludar y pedir que los acaricie o que se acerque a él.

Si busca nuestra compañía es porque está feliz. Un gato que se siente cómodo con su familia y tiene un buen vínculo con ellos, buscará el contacto físico. Por esto, es muy importante el tiempo que la familia le dedique al felino en materia de interacción y juegos.

Los gatos pueden sentir felicidad en los momentos en los que pueden actuar según su naturaleza: intentando cazar alguna presa, escondiéndose y acechando, durmiendo siestas y divirtiéndose de noche.

Conocer y respetar sus sentimientos y conductas, interpretar las señales que intentan darnos, serán claves para poder hacerlos felices y serlo también nosotros con ellos.

 

Todo lo que tu gato necesita para ser una mascota feliz está en catycan.com.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *