El hurón: una mascota diferente

¿Estás pensando en tener un hurón como mascota? ¡No lo dudes! Es un animal juguetón y travieso que le da vida a cualquier hogar. Esta es una de las características más llamativas e interesantes que hacen a la elección de uno de ellos como animal de compañía.

Es un mamífero cazador y los hay de diversos tipos, dependiendo de la raza, el color o el pelaje. Su tamaño lo presenta como un ser ampliamente manipulable. En promedio, los machos no superan los 45 cm. de longitud, mientras que hembras sólo alcanzan los 40 cm. Con un pelaje que suele ser oscuro y en ocasiones presenta manchas blancas, el hurón resulta también un animal sumamente bello a la vista de todos nosotros.

Es muy cariñoso y sumamente amigable, sobre todo en relación con los niños. Un hogar en el que vivan chicos y en el que se esté pensando en la adquisición de una mascota debe tener en cuenta que el hurón resulta una de las mejores alternativas.

 

Las virtudes pueden transformarse en desventajas

Es un animal sumamente movedizo que puede, en ocasiones, perjudicar la convivencia del hogar. El hurón está en condiciones de meterse en cualquier hueco y de investigar todos y cada uno de los rincones de una casa. En ese sentido, resulta un animal sumamente amistoso, pero terriblemente travieso.

Debido a su singular personalidad, debemos extremar los cuidados si pretendemos mantener en condiciones la integridad física del animal.

Por su capacidad movediza, debemos tener en cuenta que el hurón debe pasar en soledad el menor tiempo posible de manera tal que no corra riesgo su integridad. Las ventanas de una casa deben estar totalmente cerradas si el animal está suelto, no debe haber objetos a su alcance que pongan en peligro su condición física ni debemos dejarlo salir de su jaula en momentos en que no podamos cuidarlo.

Es un animal inquieto por naturaleza y por sí solo, no se da cuenta del peligro que corre en determinadas ocasiones donde le da rienda suelta a su audacia.

 

La naturaleza del hurón en el ámbito doméstico

Es un animal que tiene energía y vitalidad, además, es un excelente animal de compañía, dado que posee un carácter muy juguetón y le encanta compartir momentos de ocio con su familia humana. Obviamente, requiere de presencia y dedicación diaria.

La interacción del hurón con sus propietarios brindará grandes momentos, dado que estos animales son tan sociables como inteligentes y su comportamiento es complejo. Sin embargo, tener a un hurón en casa se parece a compartir el hogar con un perro o un gato.

El hurón es capaz de aprender su nombre y responder al llamado de su dueño, del mismo modo puede adaptarse a pasear con correa, a mantenerse quieto sobre nuestros hombros e incluso tiene la capacidad de abrir puertas.

Si buscás a una mascota sociable, divertida y juguetona, el hurón puede ser el animal de compañía perfecto para ti.

Antes de adoptar a un hurón te recomendamos tener en cuenta las siguientes consideraciones:

  • Muchas personas deciden mantener al hurón libre en el hogar, aunque es un animal que puede mantenerse viviendo en una jaula de dimensiones apropiadas. A pesar de ello, es imprescindible que pueda salir de la jaula durante varias horas al día.
  • Es importante que siga una dieta equilibrada.
  • El hurón es un cazador innato, debemos extremar las precauciones si en nuestro hogar habitan también pájaros o pequeños roedores.
  • Esta mascota requiere baños periódicos, pueden realizarse cada 2 semanas o incluso cada 2 meses.
  • Se recomienda que los hurones empleados como mascotas sean castrados.
  • Requieren especiales atenciones durante el verano, ya que son muy propensos a sufrir golpes de calor.

 

Cuidados veterinarios del hurón doméstico

Es imprescindible que se someta a un programa de vacunación que se iniciará a partir de los 2 meses de vida y que incluirá vacunas contra la rabia y el moquillo, las cuales deberán reiterarse de manera anual.

Obviamente, ante signos de enfermedad debemos acudir con la mayor antelación posible a un veterinario, preferentemente especialista en hurones. Sospecha de una posible patología si observas alguno de los siguientes signos en tu mascota:

  • Pérdida de pelo y/o apetito
  • Vómitos
  • Dificultad respiratoria

Todo lo que necesitas para darle la bienvenida a tu nuevo amigo en casa está en nuestra tienda online. ¡Visitanos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *