¿Qué es un terrario?

De acuerdo al diccionario, un terrario es un recipiente en el que se trata de reproducir, de manera artificial, las condiciones de un hábitat específico para crear un jardín o para crear el ambiente ideal para un reptil o un grupo de insectos.

A través de un terrario, se puede estar en contacto con estos seres vivos y también es posible observar sus características o costumbres. Aunque no es difícil armar un terrario, hay que dedicarle el tiempo que se necesita en cada caso.

Tipos de terrarios

Existen diferentes tipos de terrarios básicos conectados con los ecosistemas que se pueden reproducir en ellos.

  • Desértico: es el tipo de hábitat más recomendado para aquellos que son principiantes en el mundo de los terrarios. Esto se debe a que no es necesario preocuparse por la humedad y el tema de la temperatura es más flexible. En estos terrarios se utilizan plantas más resistentes y son también el hábitat para reptiles o insectos que en la naturaleza viven en este tipo de entorno.
  • Bosque: pueden ser cálidos o fríos. En algunos casos incluyen un recipiente especial con agua para recrear un lago o laguna, para los animales que viven en estos hábitats como bosques húmedos.
  • Tropical: los expertos dicen que es el más difícil de construir y cuidar, por el mantenimiento de la temperatura y porque esa misma temperatura elevada propicia la formación de bacterias que pueden ser perjudiciales para las plantas o los animales que viven en el terrario.

Cómo armar un terrario para plantas

Los terrarios para plantas son jardines en miniatura. El primer elemento esencial que se necesita es el recipiente que siempre debe tener al menos una pared de cristal y una boca o una abertura importante.

Lo primero que se introduce en un terrario tipo jardín son piedras pequeñas o grava para formar una base de entre dos a cuatro centímetros. Luego se cubre este primer piso con musgo seco que también va a ser cubierto pero con compost (fertilizante hecho con residuos orgánicos) mezclado con tierra.

En caso que el terrario sea un hábitat desértico se debe mezclar el compost con arena en una proporción uno a tres. Por último, se pulveriza con agua y se trasplantan las plantas que se desean tener en el terrario, o se siembran en caso de querer usar semillas. Los cuidados posteriores se relacionan con cada tipo de plantas y los elementos mencionados varían según el tipo de hábitat que se desea recrear.

Aspectos básicos para construir un terrario para reptiles

Cuando se habla de reptiles mascotas, se descartan las especies peligrosas y las que son ilegales tener como mascotas porque se encuentran en peligro de extinción o por cualquier otro motivo. Una vez que se tiene estos puntos en claro, hay que informarse en detalle sobre el hábitat que necesite según la especie.

Más allá de los detalles especiales para cada animal, hay consideraciones generales que le pueden servir a todos los que están comenzando la tarea de armar un terrario para su reptil:

  • Ventilación adecuada: la parte superior del recipiente elegido para armar el terrario debe tener una rejilla (al menos en la ¾ partes de la superficie). Si el recipiente lo permite, lo ideal es que tenga ventilación también en algún lateral. Según la especie, se necesitará más o menos ventilación, pero este punto es muy importante ya que en muchas ocasiones nuestra mascota se enferma y la causa es la falta de ventilación adecuada.
  • Tamaño apropiado: el tamaño debe ser adecuado para cada especie. Además, cuanto más grande mejor porque nunca se ofrece demasiado espacio al reptil si comparamos el terrario con un hábitat natural. Ningún terrario puede ser menor a tres veces más grande que el tamaño del animal (por supuesto si es más grande, mejor).
  • Materiales adecuados: para construir un terrario se puede utilizar vidrio, madera, metal, plástico, etc. Pero la elección depende de lo que necesita cada reptil y lo que se le agrega al terrario para recrear el hábitat. Por ejemplo, no se puede usar madera para un hábitat tropical en el que la humedad es un elemento muy importante.

Insectos

Los terrarios para insectos se construyen de acuerdo a las necesidades específicas de cada especie: si viven en comunidad, el tipo de tierra o suelo. Por ejemplo, si hay que esterilizar la tierra y mezclarla con otros elementos para las hormigas, cómo se debe proveer el agua y el alimento, etc. Lo que sí coincide el terrario para insectos con el armado de los terrarios para reptiles y plantas son los materiales que están disponibles para la construcción.

Conseguí el terrario adecuado en nuestra tienda online.